Torrijas secas

Las torrijas se preparan en muchas partes del mundo, versionadas de muchas maneras. En España, son típicas para Semana Santa y, tradicionalmente, se preparaban con pan que sobraba de otro día, untado en leche y huevo, frito y endulzado con azúcar y canela. Así son las torrijas secas básicas pero también las hay con leche, vino, miel, caramelo…

Ingredientes:

  • Pan, mejor de miga prieta
  • Huevos
  • Leche
  • Azúcar
  • Canela

Elaboración:

Para esta receta no hay cantidades fijas, porque como sucede con muchas recetas tradicionales, se hacen a ojo de buen cubero.

Empezaremos cortando rebanadas gruesas de nuestra barra de pan. Hoy día venden barras especiales para preparar torrijas, pero nos sirve cualquier pan.

Necesitaremos dos boles, uno con leche y otro con huevo batido. Las cantidades son las que nos pida el pan. Es decir, untaremos cada rebanada de pan en leche, que empape bien, y acto seguido la pasaremos por huevo, vuelta y vuelta. Si se gasta la leche o el huevo que tenemos, ponemos más.

Cada rebanada de pan untada la freímos en abundante aceite caliente hasta que se dore por las dos cara y la sacamos a escurrir en un papel absorbente.

Cuando las tengamos todas fritas, preparamos en un plato azúcar con canela, las proporciones más o menos para mi gusto serían 1 de azúcar por 1/2 de canela, pero si queremos que sepa más intenso añadimos más canela.

Rebozamos cada torrija por la mezcla de azúcar y canela y ya las tenemos listas para comer.

Las torrijas secas recuerdan bastante a las tostadas francesas.

Recordad que si os gusta podéis encontrar más recetas en mi canal de Youtube y también subo cositas a Instagram 🙂