Tiramisú light de toffee

El tiramisú es un postre delicioso pero bastante calórico, por eso os propongo esta versión de tiramisú light de toffee más ligera y con un toque de caramelo que hará las delicias de los más golosos, en especial de aquellos a los que no les guste el café ya que esta versión lo lleva.

Podríais cambiar la parte de leche para untar las galletas de la receta por café si queréis un tiramisú más tradicional.

Ingredientes:

  • 30 galletas integrales tipo maría (sin azúcar mejor)
  • 5 claras
  • 5 cucharas de queso quark 0% sabor vainilla
  • 28 caramelos tipo Werther’s sin azúcar
  • 3 hojas de gelatina neutra
  • 50 ml + 20 ml + 150 ml de leche
  • Stevia o el edulcorante de tu gusto
  • Cacao puro en polvo
  • Esencia de vainilla (opcional)
  • 1 pellizco de sal

Elaboración:

Vamos a comenzar preparando la salsa de caramelo porque tarda un poco en hacerse. Ponemos en un cazo los caramelos con un poco de leche, para esta parte de la receta usaremos los 50 ml de leche, pero en el cazo pondremos, de momento, sólo una parte.

Lo dejamos a fuego medio-bajo para que se vayan disolviendo removiendo de vez en cuando.

Mientras el caramelo se prepara vamos montando las claras con un pellizco de sal. Si queremos usar la esencia de vainilla será el momento de añadirlo.

Cuando estén casi montadas añade la stevia o el edulcorante que hayas elegido y termina de montar hasta que estén firmes. Es decir, que gires el bol y las claras no se muevan nada.

Añadimos el queso a las claras y mezclamos con movimientos envolventes.

En este punto tendremos los caramelos ya fundidos, o casi, así que añadimos el resto de los 50 ml de leche que nos quedaba. Reservamos.

Ponemos la gelatina en agua fría unos minutos para que se hidraten.

Calentamos en el microondas los 20 ml de leche y disolvemos en ella la gelatina hidratada. La añadimos a las claras con queso.

Ahora, en un plato, ponemos los 120 ml de leche con un poco de stevia e iremos untando las galletas.

Colocamos la mitad en una fuente cubriendo el fondo. Por encima repartimos el caramelo, podemos guardar una pequeña parte para decorar al final.

Sobre las galletas repartimos la mitad de la crema que hemos preparado.

Tapamos la crema con la otra mitad de galletas untadas y cubrimos con la crema restante.

Espolvoreamos un poco de cacao por encima para finalizar y, si lo hemos guardado, unos hilos de caramelo.

Este tiramisú light de toffee necesita un mínimo de dos horas de reposo en frío y mejor si es de un día para otro.

Podéis echar un vistazo a otras recetas similares en Youtube. También subo cositas por Instagram 😉