Sopa de chocolate blanco

Sopa de chocolate blanco

El chocolate blanco es irresistible para mí.

Es mi chocolate preferido. Aunque, técnicamente, no se le puede llamar chocolate ya que no es cacao en sí mismo, si no un elaborado que contiene manteca de cacao. Es el más calórico y el menos sano.

Hoy, en día, cuesta encontrar un chocolate de calidad, sobre todo si hablamos del chocolate blanco, que es aún peor y muchas marcas optan por utilizar grasas vegetales que abaratan la producción en lugar de utilizar la manteca de cacao.

Aún sabiendo lo que sabemos sobre el chocolate blanco, no lo puedo evitar, ¡me pirra!. Así que incluirlo en un postre es casi una obligación. Y cuando es el protagonista absoluto de la receta, como en este caso con la sopa de chocolate blanco, para mí es una delicia.

Ingredientes:

  • 180 gramos de chocolate blanco
  • 400 mililitros de nata líquida
  • Unas gotas de esencia de vainilla
  • 1 cucharada de azúcar
  • Fresas o frutos rojos

Sopa de chocolate blanco

Preparación:

Empezamos poniendo el chocolate troceado en un cazo a fuego muy bajo. Se puede usar, también, la técnica del baño maría, poniendo el chocolate en un bol y éste sobre un cazo lleno de agua que pondremos al fuego para que se caliente (sin que llegue a hervir) y el calor del agua funda el chocolate a través del bol. Aunque el baño maría sería la técnica más acertada para fundir chocolate, ya que con este sistema no se nos quemará, en la práctica, yo prefiero ponerlo directamente a un fuego muy bajo controlándolo sin parar, ya que, así se manchan menos cacharros y es un proceso más rápido.

Cuando tengamos el chocolate fundido por completo, le añadimos la nata líquida, la vainilla y el azúcar.

Subimos el fuego ligeramente, a bajo/medio y lo removemos todo hasta que quede bien integrado.

Hay que probarlo antes para asegurarnos de que la cantidad de azúcar que hemos echado es la correcta.

Las fresas o los frutos rojos que hayamos elegido se colocan sobre la sopa una vez que se hayan servido en sus recipientes individuales al mismo tiempo que los vayamos a comer.

sopa de chocolate blanco

Como mejor se saborea es templada o a temperatura ambiente. ¡Puro vicio, y así de fácil de preparar!

Os animo a que probéis esta receta de sopa de chocolate blanco porque no tiene desperdicio. Es facilísima de hacer, rápida y, encima, esta riquísima.

Espero vuestras opiniones y comentarios por aquí, por las redes sociales y Youtube, ¡Nos vemos!.

"Trackback" Enlace desde tu web.

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies