Pastel de queso y cerezas

Este pastel de queso y cerezas está delicioso. Es de esas recetas fáciles de hacer, sin ninguna complicación y que siempre sale bien 😉

Está todavía más rica si la dejamos reposar de un día para otro.

Ingredientes:

  • 500 gramos de queso crema tipo Philadelphia
  • 100 gramos de azúcar
  • 3 huevos
  • 1 pizca de vainillina
  • 300 gramos de nata
  • 25 gramos de harina
  • 1 pizca de levadura química
  • 2 cucharadas de mermelada de cereza
  • 3 cucharadas de cereza en polvo
  • Cerezas para decorar

Elaboración:

Como la mezcla se prepara en un momento, lo primero que vamos a hacer es encender el horno para que se vaya calentando. Con calor arriba y abajo a 160º.

En un bol, ponemos todos los ingredientes menos la harina y la mermelada.

Lo batimos todo con una batidora de brazo normal y corriente para conseguir una mezcla homogénea.

Vertemos esta mezcla en un molde, mejor desmontable.

A mí me gusta triturar la mermelada para conseguir que sea más fina y un pelín más líquida y, además, si tiene trozos de fruta aprovecho para deshacerlos con la batidora. Pero si no queréis no es un paso absolutamente necesario.

Echamos sobre la crema dos cucharadas de mermelada y la repartimos un poco con una brocheta o un cuchillito para que se meta un poco por dentro y se reparta sin mezclarse del todo

Metemos el molde al horno unos 50 minutos.

Sacamos del horno el pastel de queso y lo dejamos enfriar del todo antes de desmoldarlo.

Para comerlo, lo servimos acompañado de más mermelada y unas cuantas cerezas naturales.

Si os apetece echar un ojo a otras cheesecakes del estilo a este pastel de queso y cerezas, tenéis más versiones diferentes por aquí y, también, podéis echar un vistazo en Youtube para ver otras recetas fáciles y deliciosas. También subo cositas a Instagram 😉