Pasta con salsa de setas

Las recetas de pasta siempre son un acierto. En esta ocasión vamos a acompañar unas espirales con una deliciosa y facilísima salsa de setas.

Esta salsa no sólo sirve para la pasta, ¡que va!, ¡vale para todo!, para acompañar carnes, para arroces tipo risotto…

Ingredientes:

  • 60 gramos de la pasta que elijas, en mi caso espirales.
  • 150 gramos de setas, yo suelo usar las de ostra, pero las que más te gusten
  • 340 gramos de leche evaporada
  • 1/2 cebolla
  • Sal
  • Agua, aceite

Elaboración:

Vamos a picar finito la cebolla y las setas. En una sartén con un poquito de aceite, a fuego medio, las vamos a ir sofriendo.

A parte, y a la vez, ponemos a cocer la pasta en una olla con abundante agua salada, cuando hierva el agua echamos la pasta que hayamos elegido y la dejamos cocer el tiempo indicado por el paquete (cada pasta varía en algunos minutos, suelen oscilar entre los 8 y 11).

Cuando tengamos las setas con la cebolla blanditas, le añadimos la leche evaporada y corregimos de sal. Lo dejamos cocer a fuego medio/bajo unos 10 minutos.

Pasado este tiempo ya tendremos la pasta cocida, la escurrimos en un colador y la enfriamos con agua fría para cortar la cocción.

Sólo nos queda emplatar: Podemos servir la pasta blanca tal cual con la salsa por encima o podemos mezclar toda la salsa con toda la pasta y servir ya untada. ¡Al gusto!.

Si quieres la salsa para carnes o no te gusta notar tropezones al comer, puedes triturar las setas ya cocinadas con parte de la leche y, una vez trituradas, añadir el resto de la leche y ya seguir de la misma manera con la receta.