Papas bravas ligeras

Hoy vamos a preparar unas papas bravas ligeras. Las patatas bravas, seguramente sean de las tapas y raciones más populares en España, y no es para menos ya que están riquísimas. Las papas bravas son unas patatas fritas en forma de cubos irregulares, tiernas por dentro y crujientes por fuera, con una salsa picante por encima. Existe una vertiente a la cual le ponen mayonesa junto a la salsa picante, yo las suelo hacer así, pero hay quien le pone solo la salsa brava.

Con esta receta de papas bravas ligeras o saludables podremos disfrutar de todo el sabor quitándonos unas cuantas calorías extras.

Ingredientes:

  • Una patata grande
  • 2 cuch de tomate triturado
  • 2 cuch de mayonesa ligera
  • Picante al gusto
  • Agua
  • Sal

Elaboración:

Primero, pelamos y lavamos la patata.

La partimos a trozo irregulares de tamaño más o menos pequeño, de bocado.

Ponemos los trozos en un recipiente apto para microondas con un poco de agua, como medio vaso.

Lo metemos al microondas unos 5 minutos, hasta que estén blandas. El tiempo dependerá de la potencia del microondas y del tamaño de las patatas.

Cuando estén cocidas, escurrimos el agua sobrante y las extendemos sobre un papel de hornear puesto en una bandeja para horno.

Las metemos al horno a 200º unos 10 minutos, hasta que las veamos que algunas partes se doran. Esto lo haremos para conseguir la textura crujiente.

Ahora, ponemos las patatas en un plato, echamos sal, y por encima repartimos la mayonesa.

Mezclamos el tomate con el picante y lo echamos, también, por encima.

Ya podéis disfrutar de unas riquísimas papas bravas ligeras, con todo el sabor de las originales pero con mucha menos grasa y calorías. Si tenéis freidora de aire la podéis usar en lugar del horno y en 4 ó 5 minutos conseguiréis el mismo efecto crujiente.

Podéis echar un vistazo a otras recetas similares en Youtube. También subo cositas por Instagram 😉