Muerte por chocolate fit

Si hay un postre popular entre los amantes del chocolate es el conocido como muerte por chocolate. No es para menos, es un postre consistente en un bizcocho de chocolate cubierto de más chocolate. ¡Todo una bomba!.

Pero ahora lo puedes preparar para darte un capricho con esta versión más saludable que he llamado muerte por chocolate fit, no tiene nada que envidiar de la auténtica, os lo aseguro 🙂

Ingredientes:

Para el bizcocho

  • 375 gramos de harina integral de espelta
  • 250 gramos de xilitol
  • Esencia de vainilla
  • 6 claras de huevos
  • 16 gramos de levadura química (tipo Royal)
  • 3 cucharadas de cacao puro en polvo
  • 150 gramos de chocolate negro
  • 150 gramos de nueces peladas
  • 340 gramos de leche desnatada o bebida vegetal
  • 125 gramos de margarina ligera

Para el sirope de chocolate:

  • 20 gramos de agua caliente
  • 40 gramos de cacao puro en polvo
  • 1 cucharadita de xilitol
  • Esencia de vainilla

Para el sirope blanco:

  • 3 cucharaditas de leche en polvo desnatada
  • 1 chorrito de leche desnatada
  • 1 cucharadita de xilitol o edulcorante (opcional)

Y además:

  • Una bola de helado protéico o sin azúcar de chocolate
  • 2 cucharaditas de aceite de coco
  • 2 cucharaditas de leche en polvo desnatada

Elaboración:

Lo primero que tenemos que hacer es preparar el bizcocho.

Para ello, ponemos la harina, el xilitol, la levadura química y el cacao en un bol.

Le añadimos los ingredientes húmedos que son: unas gotas de esencia de vainilla, las claras de huevo (que las puedes montar ligeramente para dar más esponjosidad, pero no sería necesario realmente), la leche y la margarina fundida en el microondas.

Mezclamos todo para que se integre bien, si lo vemos necesario para quitar todos los grumos, podemos usar una batidora.

Ahora, añadimos las nueces troceadas y el chocolate picadito.

Vertemos la mezcla en un molde engrasado y lo metemos en el horno, precalentado, a 180º con calor arriba y abajo unos 50 minutos. Hasta que al pinchar con un palito de brocheta éste salga limpio.

Lo sacamos y lo dejamos templar sin sacar del molde.

Ahora podemos ir preparando los siropes y la cobertura del helado.

Para el sirope negro mezclamos los ingredientes y ya está (es necesario que el agua esté caliente para que se disuelvan los ingredientes).

El sirope blanco igual, mezclamos los ingredientes sin más y reservamos.

Para la cobertura crujiente del helado, necesitamos calentar el aceite de coco porque es una grasa que solidifica a una temperatura alta con lo que, seguramente, lo tengamos en estado sólido y lo necesitamos líquido.

Una vez líquido, le disolvemos la leche en polvo.

Desmoldamos el bizcocho templado y cortamos un trozo de ración, del tamaño que estimemos oportuno.

En un plato ponemos una base de sirope negro y encima el bizcocho. Regamos el bizcocho con el sirope blanco.

Ahora, vamos a preparar la cobertura crujiente del helado. Cogemos una bola de helado y la ponemos en un platito o bolecito y le vertemos tal cual la mezcla de aceite de coco, despacio pero sin miedo. Veremos que se solidifica como por arte de magia.

Ya lo tenemos preparado para coger la bolita con la cobertura y ponerla de topping sobre el bizcocho.

Si tenemos algún sprinkle o decoración proteínica o sin azúcar la podemos poner por encima a nuestro gusto.

Es una maravilla de receta, no me podéis decir que no, me gusta mucho el resultado. Espero que os guste tanto como a mí 😉

Para más postres saludables y recetas adaptadas como esta de muerte por chocolate fit, podéis echar un vistazo a mi canal de Youtube. También subo cositas por Instagram 😉