Mantecados de chocolate

En Navidad, uno de los dulces típicos por excelencia son los mantecados, hoy día los hay de distintos sabores y variedades, como los mantecados de chocolate, que es de lo que trata la receta que os dejo hoy por aquí. Se llaman mantecados porque el ingrediente principal que usamos es la manteca de cerdo

Ingredientes:

  • 200 gramos de manteca de cerdo
  • 160 gramos de azúcar
  • 400 gramos de harina
  • 20 gramos de cacao puro en polvo

Elaboración:

Sacamos la manteca de la nevera media hora antes, que se atempere un poco, y la mezclamos con el azúcar, podemos usar, simplemente, un tenedor.

Cuando las tengamos medio integradas, le añadimos la harina y el cacao y volvemos a mezclar. Podemos hacerlo con las manos volcando la mezcla en la mesa de trabajo.

Esta vez nos va a costar un poquito más, ya que, de primeras, parece una masa muy seca y difícil de trabar, pero poco a poco, veremos como se va integrando todo bien hasta obtener una masa homogénea y manejable.

Estiramos la masa, con ayuda de un rodillo, hasta tenerla de un groso de 1 centímetro, más o menos.

Cortamos los mantecados con un cortapastas de nuestro gusto, y si no tenemos nos sirve un vaso mismamente.

Hay que dejarlos en frío media hora o una hora para que cojan consistencia.

Pasado ese tiempo los colocamos en una bandeja de horno y los horneamos unos 10 minutos a 180º. Tendremos que tener el horno precalentado con calor arriba y abajo.

Con los mantecados hay que tener especial cuidado en que se enfríen completamente antes de comerlos, por mucho que nos tiente una pasta calentita recién horneada.

Si los comemos calientes, es posible que el sabor de la manteca se apodere y nos sepa súper malo, a cerdo. La manteca de cerdo se asienta y pierde su sabor cuando se enfría completamente. Merece la pena esperar 😉

Recordad que si os gusta podéis encontrar más recetas en mi canal de Youtube y también subo cositas a Instagram 🙂