Helado de stracciatella

Ya tenemos el verano encima y empezamos con la temporada de helados, tan fresquitos y cremosos, ¡qué ricos están!. Os dejo una receta para hacer un helado de stracciatella sin usar máquina heladera. Sólo necesitamos tres ingredientes y es súper fácil de hacer.

¡Ya no hay excusa para no hacer tu helado casero delicioso!.

No necesitamos máquina heladera y tampoco hace falta que saquemos el helado del congelador cada pocas horas para darle vueltas. Gracias a la cantidad de grasa que aporta la nata y, sobre todo, la cantidad de azúcar de la leche condensada, se evita la formación de cristalitos y se congela estupendamente sin hacerle nada especial.

Eso sí, no os paséis con la leche condensada porque no congela por su alto contenido en azúcar, sólo espesa, así que hay que limitarla, como máximo, diría yo, la mitad de cantidad que nata.

¡Pero no hay error malo cuando hacemos helados! Así que os animo a hacer vuestros propios experimentos y me encantará que me contéis que tal.

Ingredientes:

  • 200 gr de nata para montar
  • 95 gramos de leche condensada
  • 100 gramos de chocolate con leche

Elaboración:

Empezaremos montando la nata, para no tener problema tenemos que tener la nata muy fría. Además, os recomiendo que metáis a la nevera también en bol y la batidora para que todo esté muy frío.

Una vez montada, lo mezclamos con la leche condensada. Reservamos un momento.

Picamos el chocolate, que también estará frío. A mi me gusta picarlo con cuchillo para que me salgan trocitos irregulares, pero si os va mejor con picadora, no hay problema. O incluso, usarlo en gotitas.

Una vez picado lo añadimos a la nata y mezclamos.

Vertemos esta mezcla en un recipiente con tapa y lo metemos al congelador.

No hace falta hacerle nada más en absoluto hasta que congele del todo. Lo ideal es dejarlo mínimo 24 horas para que congele bien.

Si os ha gustado este helado de stracciatella, podéis echar un vistazo en Youtube para ver otras recetas fáciles y deliciosas. También subo cositas a Instagram 😉