Falsa buttercream

Os quiero enseñar esta falsa buttercream que es una alternativa maravillosa a la buttercream clásica. Es como una bechamel dulce, mucho más suave que la clásica, que a mucha gente le resulta demasiado dulce, empalagosa o pesada por su alto contenido en azúcar y mantequilla.

A mí, por ejemplo, me gusta más esta versión que la de mantequilla, aunque la rebaje con queso crema, me parece menos empalagosa 😉

Para mí, es todo un acierto.

Ingredientes:

  • 4 cucharadas de harina
  • 250 gramos de mantequilla
  • 240 gramos de leche
  • 200 gramos de azúcar
  • Esencia de vainilla
  • Colorantes (opcional)

Elaboración:

Empezamos poniendo un cazo a fuego medio y dentro la mantequilla.

Cuando esté fundida añadimos la harina y mezclamos con unas varillas.

Ahora, añadimos la leche, el azúcar y unas gotitas de esencia de vainilla.

Seguimos removiendo a fuego medio tirando a bajo hasta que espese. Son unos minutos.

Cuando espese, antes de dejarla enfriar, la podemos teñir de colores si queremos.

Dejamos enfriar completamente la falsa buttercream antes de usar.

Esta crema es ideal para decorar tartas o cupcakes o para rellenos. Sirve exactamente para lo mismo que la tradicional buttercream de mantequilla.

Tenéis otras recetas imprescindibles por aquí o en Youtube. También subo cositas a Instagram 😉