Confit de pato con pera caramelizada

Otra vez tenemos Navidad a la vuelta de la esquina, y ya estamos pensando en nuestros preparativos. Para facilitaros esa tarea un poquito os voy a dejar por aquí una receta exquisita de confit de pato con pera caramelizada.

Es súper sencilla y quedaréis como auténticos chefs.

Ingredientes:

  • 1 muslo de pato en confit
  • 1 pera
  • 20 gramos de mantequilla + 1 cucharada
  • 2 cucharadas de azúcar
  • 2 cebollas francesas, de esas pequeñitas tipo chalota
  • Sal

Elaboración:

Lo más fácil es comprar los muslos de pato en confit que se venden en conserva en su propia grasa ya cocinados, porque hacerlo en casa, aunque es fácil, es muy lento y conseguir grasa de pato o de oca no es tarea fácil según de donde seas.

Dejaremos la lata del confit a temperatura ambiente unas horas porque los muslos de pato vienen sumergidos en grasa que en frío se queda totalmente sólida, para poder sacarlos facilmente.

Pelamos las cebollitas y las cocemos en agua unos 10 minutos hasta que veamos que están un poquito blandas.

Escurrimos el agua y añadimos la cucharada de mantequilla. Salteamos las cebollas en la mantequilla hasta que cojan color. Las reservamos.

A parte, pelamos la pera, la cortamos en rebanadas o trozos y las salteamos con el resto de mantequilla.

Unos minutos después, añadimos el azúcar y vamos removiendo mientras se disuelve y la pera se carameliza. Reservamos.

Colocamos el confit de pato en una bandeja para horno y lo horneamos a 200 grados unos 10 minutos. Sólo queremos que se tueste un poco la piel, porque cocinado ya esta.

Nos queda emplatar: Colocamos unos trocitos de pera en un lateral del plato, junto a las dos cebollitas y en medio el muslo de pato.

Y ya tenemos listo un plato muy resultón que se hace bastante rápido para nuestras cenas o comidas navideñas.

Recordad que si os gusta podéis encontrar más recetas en mi canal de Youtube y también subo cositas a Instagram 🙂