Coco rallado de colores

Hacer coco rallado de colores es muy fácil y lo podremos usar para decorar un montón de creaciones, como por ejemplo cupcakes, tartas, pasteles…

Ingredientes:

  • Coco rallado
  • Colorante líquido de colores variados

Elaboración:

Necesitamos coco rallado desecado de ese que venden en prácticamente todos los supermercados.

Repartiremos coco en varias bolsitas, tantas como colores queramos obtener.

La cantidad también dependerá de cuánto coco de ese color queramos tener. Si queremos hacer poquito para gastarlo todo de una vez o si queremos hacer más cantidad para guardarlo para más días.

Cuando tengamos el coco en la bolsita le añadimos unas gotas de colorante del color elegido.

Cuidado con pasarse, es preferible echar unas pocas gotas y luego ir añadiendo más poco a poco hasta conseguir la intensidad de tono buscado.

Después de echar las gotitas de colorante líquido cerramos la bolsa con la pinza para que no se salga y vamos frotando el coco para que se reparta el color.

Iremos viendo que se va homogeneizando el tono.

Ahora, dejamos las bolsas abiertas, unas horas o de un día para otro, para que se seque el coco coloreado y ya lo podremos guardar en un recipiente bien cerrado para usarlo cuando queramos.

Tenéis otras recetas imprescindibles por aquí o en Youtube. También subo cositas a Instagram 😉