Tarta de queso light y mango

tarta de queso light

Personalmente, las tartas de queso me pirran. Cualquier versión y formato, da igual. Aunque mi tarta de queso favorita, si es que es posible elegir una, es la típica cheesecake de Nueva York.

Lo malo de estas tartas y pasteles (como casi todas, por desgracia) es que son bastante calóricas y a veces, queremos darnos un capricho, un homenaje o tenemos un antojo, pero no queremos dejar de cuidarnos y ahí entramos en una encrucijada.

Por eso, como fan de las tartas de queso, elaboré esta receta de tarta de queso light para poder darnos ese capricho sin sentirnos tan culpables ni notar devastadores efectos secundarios en la báscula, por ejemplo.

Pastel de cuajada con miel

pastel de cuajada con miel

Todos tenemos alguno de esos días en que nos levantamos caprichosos (culinariamente hablando) pero, al mismo tiempo, perezosos y vagos.

Se nos pasan por la mente mil platos dulces o salados (según el antojo del momento) que, si lo tuviéramos delante, nos comeríamos de un sólo bocado sin dudar.

También, se da otra posibilidad y es la de que tengamos una visita que nos ha avisado con poco tiempo y queramos agasajarle con algún dulce para el postre y, por la falta de tiempo, no sepamos con qué.

Angels food cake o el mejor bizcocho del mundo

angels food cake

Hay muchos tipos de bizcocho, como este angels food cake, pero todos tienen en común tres ingredientes: Huevos, harina y azúcar.

Partiendo de eso se puede hacer infinitas versiones, con leche, mantequilla, aceite… dándole distintos sabores como vainilla o añadiéndola frutos secos o frutas.

Generalmente, se le añade levadura química para ayudarle a crecer en el horno, en ocasiones se puede sustituir por gaseosa o, simplemente, montando las claras de huevo antes de añadirlas a la masa.

Todos están buenísimos y todos quedan esponjosos. Pero yo tengo un favorito que es este que os traigo hoy, el Angels food cake, o comida de ángeles.

Mermelada de frambuesa

mermelada de frambuesa

La mermelada es una conserva de fruta cocida con azúcar.

Se trata de un sistema de aprovechamiento del exceso de producción de una fruta, para evitar que se echase a perder. Convirtiéndolo en mermelada (confitura o jalea) se consigue que la fruta aguante muchísimo más. No sólo por el proceso al que se somete la fruta, si no porque, si se cierran bien herméticos los botes donde se guarde, se pueden conservar durante meses.

Es muy popular utilizar mermelada de frutas sobre todo en los desayunos. No conviene abusar, ya que su contenido en azúcar es muy alto, pero es una buena alternativa para empezar la mañana con un buen chute de energía.

¡Y con lo rica que está sea de la fruta que sea!.

Panacota de fresa

panacota de fresa

La panacota, o panna cotta, es un postre de origen italiano que recuerda mucho al flan, aunque en su elaboración no se incluyen huevos y su ingrediente base es la nata o leche y la gelatina.

Normalmente, se acompaña de mermeladas o frutas, que pueden incluirse en la elaboración o añadirlas después a modo de complemento y decoración.

En esta ocasión, os dejo una receta de panacota de fresa que es súper fácil de hacer, muy rápida y con un resultado estupendo.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies