Bechamel

La salsa bechamel, o besamel, es una mezcla de leche y harina muy usada en una variedad enorme de recetas. Lo más conocido puede ser para usarla en canelones y lasaña.

Si la haces más espesa se convierte en la base para hacer croquetas.

Ingredientes:

  • 3 cucharas de harina
  • 25 gramos de mantequilla
  • 1/2 litro de leche
  • Nuez moscada en polvo
  • Sal

Elaboración:

Hacer la salsa bechamel es súper fácil. Nos servirá para canelones, lasaña o cualquier pasta, hasta para acompañar carnes o pescados. Podemos añadirle distinta especias y darle nuestro toque, yo os dejo aquí una receta muy básica para preparar bechamel.

En un cazo al fuego medio, ponemos la mantequilla y la derretimos.

Cuando esté fundida añadimos la harina y mezclamos con unas varillas.

También es buen momento para añadir sal, lo mejor es añadir un par de pizcas y luego, al final, corregir si necesitamos más, siempre se puede añadir, pero, si nos pasamos, no podemos quitar.

Después de remover la harina con la mantequilla unos minutos para que se tueste y la harina pierda el sabor a crudo, podemos ir añadiendo la leche. Se mezcla mejor si está templada. Pero también la podemos echar fría tal cual, si se nos quedan grumos siempre podemos meter la batidora 😉

Vamos removiendo con las varillas al mismo tiempo que añadimos la leche. Una vez integrada, podemos añadir la nuez moscada, al gusto, pero mejor sólo una pizquita pequeña.

Seguimos removiendo casi sin parar unos cuantos minutos hasta que espese ligeramente.

Siempre manteniendo un fuego medio que consiga un hervor suave pero constante.

En este punto, la probamos y si necesitamos más salsa se la añadimos.

Ya está lista para usar!

Tenéis otras recetas imprescindibles por aquí o en Youtube. También subo cositas a Instagram 😉